Imagen: "Barco sonámbulo", Pavel Bergr

13 de febrero de 2013

La luna de Valencia: invitación al viaje


                                                           Imagen: Julie de Waroquier


Un buen día- hace muchos años- se me impuso la siguiente frase:

"Como si viajara en tren, amnésica y con un diccionario."


Entonces -de puro curiosa- decidí emprender ese viaje, sin ningún plan, dejando que las palabras me llevaran adonde ellas quisieran.
El resultado de ese experimento fue un relato, ni muy breve ni muy extenso, al que para darme corte se me dio por llamar nouvelle
La nouvelle se titula La luna de Valencia y merece su lugar en este espacio, aunque más no sea por la gentileza de haberle prestado su nombre. 

Los que estén en el camino, bienvenidos al tren.




6 comentarios:

  1. Yo me subo, yo me subo, amnésico...Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te reservo un asiento entonces...
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Seré el pasajero silencioso, sentado hacia el fondo del primer vagón. Subiré sin preguntar el destino, y no me preocuparé si el reloj se detiene. La luna decidirá hacia qué horizontes partiremos,y seremos uno al son del inefable traqueteo... mientras los vacunos que rumian en las adyacencias de las vías nos verán pasar con rostros azorados, con estupefacción renovada...

    Gracias por invitarnos a subir!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pasajero Sinuhe!... Gracias por subir, por animarte a tan lunático viaje.

      Eliminar
  3. Este blog promete mucho, Betina. Lindas frases, todo muy sutil y misterioso. Es el estilo que más me gusta. Voy a seguir tu blog y de paso te agradezco tus comentarios en Suspende. Son de altísimo nivel y...no es usual encontrarse con algo así. Un abrazo. Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu apoyo, Luis, y bienvenido a la Luna.

      Un abrazo

      Eliminar