Imagen: "Barco sonámbulo", Pavel Bergr

22 de abril de 2014

Una vuelta por Berlín


Hace poco me enteré de que Berlín describe un círculo perfecto.
Es decir: uno empieza a caminar por Berlín, sigue, sigue, da una vuelta completa y termina... en Berlín. Con O. visitamos muchas veces Parque Chas, pero no conocíamos este dato. Así que el viernes a la tarde decidimos ir a investigar el asunto.

Este es el registro de nuestra expedición:













    Nótese que íbamos por la vereda de la sombra, la cual, 
     en alguna parte del trayecto, pasó a ser la vereda del sol.


























Conclusión: efectivamente, Berlín forma un círculo perfecto.

Y ahora, una secuencia en la que se puede apreciar el principio y el fin de esta calle-calesita.
La referencia es la casa de la esquina, con la sombrilla amarilla en la terraza. La calle que se ve a la izquierda, frente a la plaza, es Berlín al 4500. 




Desde este punto de vista giramos despacito. La primera calle que se ve (a la derecha de la casa de la sombrilla) no es Berlín, sino Gándara. Seguimos girando despacito (la referencia ahora es el container de basura)...


 ...y entonces sí nos encontramos con Berlín al 3900 (digamos, el principio).







"Este singular barrio porteño parece funcionar como un Cosmos independiente, con sus propias leyes geométricas y físicas, donde es fácil entrar y muy difícil salir, donde sus calles parecen curvadas en misteriosas dimensiones, como si se tratara de una trampa urbana, de un juego de ingenio, de un cubo de Rubik en las manos de un gigante...", dicen Guillermo Barrantes y Víctor Coviello en Buenos Aires es Leyenda 2. 


Será por eso que lo quiero tanto.


20 comentarios:

  1. Sólo en esa calle podría cumplirse sin restricción el pedido usual de los agentes de tránsito:

    "¡Por favor, circulen!"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :))
      Y no vi ni uno!...estarán al tanto?

      Eliminar
  2. que interesante... e increíble.... ese barrio es tan misterioso que ni se sabe donde está.... salu2..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, saber se sabe, pero no todos llegan (y pocos salen :)

      Saludos

      Eliminar
  3. Es el caso contrario a la manzana que describe Dolina en las Crónicas del Ángel Gris:

    "Existe en el barrio de Parque Chas una manzana acotada por las calles Berna, Marsella, La Haya y Ginebra. No es posible dar la vuelta a esa manzana. Si alguien lo intenta, aparece en cualquier otro lugar del barrio, por más que haya observado el método riguroso de girar siempre a la izquierda o siempre a la derecha.
    (…)
    Urbanistas catalanes probaron suerte formando dos equipos y partiendo cada uno en dirección opuesta. En cualquier manzana de la ciudad es fatal que los grupos se encuentren en la mitad del recorrido. Pero en este lugar no sucede tal cosa y hasta se han dado casos en que un equipo alcanza al otro por detrás."

    Las fotos, hermosas.

    Salú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le explico: yo vine con el gps fallado. Un suponer: voy caminando por Corrientes hacia la 9 de julio; paso delante de una librería, entro; cuando salgo, invariablemente, agarro para Callao, es decir, para el lado contrario al que me dirigía. Para mí, cualquier manzana es misteriosa... Imagínese lo que me ocurre en Parque Chas...Por eso no me atrevo a ir sola (si lo hiciera, probablemente me uniría al grupo de catalanes y todavía andaría buscando la salida).

      Salú, Hermes.

      Eliminar
  4. Todos los caminos conducen a Berlín.

    ResponderEliminar
  5. Betina: unos amigos italianos me dijeron:
    "Tu, Charles, di continuare a scrivere sciocchezze sul splendido ma contorto blog della bella signora Betina vi farà diventare un altro Girondo o altro scrittore pazzo, perché questo fantastica signora stravagante rende le strade più prive delle proprie emozioni in altro "Alice in Wonderland" del Terzo Mondo...",
    ...y yo pienso que ellos dieron en la tecla: usted me está volviendo loco con sus caminatas en círculos por esas callecitas de Buenos Aires que tienen un no se qué...

    Hermosa las fotos, tan llenas de pretensión menchevique, tan ayunas de explosivas novedades, que tanto transfieren de su almita, al interior de sus dolidos admiradores, (no olvide que suelo llorar al leerla).
    Lamento no tener la brevedad de Rob, ni su talento.

    ¡No se lo tome tan a pecho, sus gatitos siempre salen hermosos...!!

    Baci.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tendría que recurrir a mis amigos italianos (que también los tengo, pss) para que me traduzcan fielmente sus dichos. Pero como no quiero importunarlos (es gente muy importante), intentaré hacerlo por intuición lingüística: si mis relatos surreales van a terminar convirtindiéndolo en un Girondo, sale vusté ganado (debría en tal caso agradecer los relatos de esta Alicia latinoamericana).
      ¿Le gustaron las fotos? Espero que no lo hayan hecho llorar.

      Besos, coco.

      Eliminar
    2. "convirtindiéndolo" significa "convirtiéndolo" (en lengua carroll)

      Eliminar
    3. sale vusté "ganado" quiere decir eso (según la poética girondina)

      Eliminar
  6. Voy a ir a caminar por la vereda del sol, yo también quiero entrar al círculo Berlín, Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, vaya! Pero tenga en cuenta que si arranca por la del sol, va a terminar en la vereda de la sombra (es el precio de andar por Berlín).

      Un abrazo, Darío.

      Eliminar
  7. He paseado de la mano de tus imágenes a través de este lugar que desprende sosiego y anima a la imaginación a escribir sobre él o inventar unos personajes que deambulen por él.
    Ha sido un placer encontrar tu espacio, saludos desde Tenerife-Canarias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gloria, me alegra que te haya gustado el paseo. Bienvenida a la Luna!

      Saludos.

      Eliminar
  8. Después de tanto caminar en círculo... ¡Berlín bien vale una pizza!

    Beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene razón, pero no encontré ninguna pizzería! (lo que sí encontré es la iglesia de San Alfonso, pero era temprano para la misa :-)

      Beso, conde.

      Eliminar
  9. Este paseo tiene mucho de la vuelta al día en ochenta mundos, o no?
    Y sin querer queriendo... te regalo una correspondencia-guiño-serendipia en Razón del Gusto.
    Y qué lindo que está este otoño para pasear, no Betina?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Eleonora. Y, por cierto, el otoño es ideal para darse una vuelta por esos mundos...
      Mil gracias por el regalo! (ayer a la noche lo estuve viendo, pero quería estar más despierta para comentar). Ahí voy!

      Eliminar