Imagen: "Barco sonámbulo", Pavel Bergr

25 de abril de 2014

Pretensiones


Pintura: Frida Kahlo



Quiero reencarnar.
Ya lo decidí.
No me resigno a no ser una cubana
que riega sus macetas en un balcón de La Habana vieja.
O a ponerme un velo e ir hasta el zoco en Marruecos,
a comprar azafrán, cardamomo, nuez moscada.
No me resigno a no ser un joven griego
atrapando peces en el Mediterráneo
o un anciano de Sada o La Coruña yendo a la iglesia del pueblo
a misa de seis.

O una niña esquimal, que anda en trineo y juega con osos y con zorros
y duerme en una casa hecha de bloques de nieve.

No quiero perderme ser un  gato, un gorrión,
un pato, una pantera,
un palo borracho, una santa rita, una montaña,
una crisopa, un lobo, un río, una piedra.
No quiero perderme ningún rincón del mundo,
ni uno solo de sus vientos, sus lluvias, su nieve, sus desiertos
sus playas, sus bosques, sus caballos.
No quiero no ser eso, todo eso, alguna vez.

No me quiero perder a nadie,
que no queden afuera abuelos, madres, padres,
hijos, hijas, nietos, hermanos,  
 mascotas, perros, peces.

No me quiero perder ninguna línea de ningún libro,
quiero ser quien escribe cada una de esas líneas,
quiero hablar todas las lenguas 
sonar todas las músicas
ser el fuego que baja del volcán 
y la piedrita entre las piedras del camino.

Y sobre todo no me resigno 
a ser esta que soy una sola vez
quiero ser de nuevo varias veces
la que soy
la  que pudo ser
y la que será 
cien veces,
mil, un millón
cada vez que reencarne en mí,
es decir,
en todo.



16 comentarios:

  1. "Esto (lo que betina hizo) es una maravilla, ¡mire que ni Schopenhauer quería tanto, aunque todo fuese sólo un soso sueño...!!!"

    Eso de arriba lo escribí en la recomendación en google plus que dí de este post tan ambicioso..., si observase algún error de ortoepicacografología (el arte de escribir bien cuando se pronuncia mal) es porque al lado de sus lindas obsesiones betinianas, chirriantes y cuasi-filosóficas hasta los egregios pensadores como yo y Rob, se sentirán chiquitos y pisoteados, y le aviso que era muy común en mí escribir con esmerados errores, no sólo de ortografía sino también de lógica, reciprocidad, léxico y concordancia....¿la razón?: mi queja ante este mundo tan mal administrado...., y ahora viene vusté que quiere ser todo y vivirse todo y toda...., y se larga con una lista whitmaniana que hubiese asustado al mismísimo Wundt o a Theodor Mommsen...Ya sé que cacumen no le falta, que es Betina el proceloso miráculum del rioba, que de haber publicado a su tiempo, lugar y forma habríase metamorfoseado en el inminente próximo Premio Nobel, en vez de ser una obliterada lamparita de un décimo de vatio, un vagoscuro tucu tucu de una callejuela de la venida a menos Buenos Aires...., y me atrevo a clavarle estas astillas del mismo palo que vusté lleva (con ajustada justicia) prehincadas en sus alas de ángel porque la quiero y admiro..., pero nunca espere el Pulitzer..., no, ¡espere la lluvia, el invierno, el granizo, el reuma, el desesqueletamiento, el derruicidio de los polos, el óxido galopante, el bondi..., pero...nunca, nunca espere el Pulitzer...!!!

    Mi brevedad no me deja darle más admonicios vendajes a su conminuta y descangayada prosa de sobremesa.

    Betina..., la gente la apoblepeina (la examina), ¡cuide la ruinidad que se intermece en el más ahostiado lenguaje de niña boba....!

    ¡Hermosa colección de caprichos en los que quiere reencarnar o reenalmar en el mar de miramientos obsesos que sus sesos tienen...!, bah, son como los míos..., pero....¡una crisopa...!, pensar que hace un año me tuve que estudiar esa palabra...y ¿porqué no quiso ser una cosa abstracta...? ¿una epanadiplosis, un oropel, una dofnoaxonometría, un ¡salívese quien pueda...!, una profuicuidad....?

    Pensar que debiere yo ya estar con mi novia hablando de bueyes perdidos y estoy anoticiándola de la minusvalía marxiana de su acotorrado lenguaje marginal y reaccionario aunque, en desarregle vindicador hinque aquí inecuas oquedades aquende como si fuere este virtual parlour un alpende para sus..... Tal vez nos ve con la chapela de vasco cuadrado y se dice para su coleto..: "¡A estos parlaembaldes les voy a atizar unas garambainas y perendengues que no los salve ni el tío Camuñas...!!!"...diga que no quiero adjuntar excesidades...

    Pero no se olvide que esta filípica debe ser leída-tomada con el filostorgo (fraternal) afecto que nos une... Y recuerde: no escriba larguedades que arrinconan el sucintismo dominical tan desafecto a las sesquipedálicas arengas desabrevacionistas que la atonan..., bueno, sí, alumna betina, es una allieva ejemplar-revisteril que se acotona en comodeces que se turnan en sandápilas para llevar iteraciones apenas se ojodesvía de su meta como ametameleta (no arrepentida) conversadora en clase, sí, en clase turista, ¡ya que propone ser tantas cosas....!!!

    ¿Me entendió..? ¡Cómo la quiero...! Si bisoña alguna antilempsis (ayuda)...¡cuente conmigo....! ¡Pero no me cuente-proponga tantas cosas...!

    Su probado y probo admirador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usté diga lo que quiera, pero a mí su neolengua orwelliana no me engaña más: su cháchara aparentemente dicharachera no logra enmascarar sus disfemismos y eutrapelias hacia mi obra y mi persona. Y si la razón de dicha diatriba es que está usté en desacuerdo con la administración de este mundo, sepa que yo no tengo la culpa.
      Así que, una vez más, le vuelvo a recomendar: mándese un chocolate con churros, enamórese, salga a caminar al sol o bajo la luna, haga algo coco: no es bueno andar por este mundo maladministrado con un corazón roto...

      Saludos, que esté usté bien.

      Eliminar
  2. Hola Betina, ¡qué poema precioso! ¿Viste o leíste el discurso de Elena Poniatowska cuando fue a recibir el Premio Cervantes? Ella a su edad, expresa algo parecido:
    "Frida Kahlo, pintora, escritora e ícono mexicano dijo alguna vez: “Espero alegre la salida y espero no volver jamás”.

    A diferencia de ella, espero volver, volver, volver y ese es el sentido que he querido darle a mis 82 años. Pretendo subir al cielo y regresar con Cervantes de la mano para ayudarlo a repartir, como un escudero femenino, premios a los jóvenes que como yo hoy, 23 de abril de 2014, día internacional del libro, lleguen a Alcalá de Henares.

    En los últimos años de su vida, el astrónomo Guillermo Haro repetía las coplas de Jorge Manrique a la muerte de su padre. Observaba durante horas a una jacaranda florecida y me hacía notar “cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte tan callando”. Esa certeza del estrellero también la he hecho mía, como siento mías las jacarandas que cada año cubren las aceras de México con una alfombra morada que es la de la cuaresma, la muerte y la resurrección.
    http://www.rtve.es/alacarta/videos/premio-cervantes/discurso-integro-elena-poniatowska-recoger-premio-cervantes/2526024/
    Siempre pensé que la verdadera tragedia del ser humano no es la muerte sino tener que elegir un destino, un camino, y al hacerlo desechar los otros miles de caminos del jardín de senderos de se bifurcan que es la vida.
    Un gran abrazo.
    Pd para Coco: Mire Coco, va a tener que publicar un diccionario del gíglico que usted usa porque ya me estoy (nos estamos) quedando afuera. Y una pregunta: ¿por qué sus comentarios suenan a bajada de línea o a evaluación de profesor a alumna inexperta? ¿Acaso usted es una eminencia anónima? En ese caso su foto de perfil nos confunde un poquito. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Eleonora! Lindísimo lo que transcribís del discurso de Poniatowska, me voy a hacer un tiempito para verlo y oírlo completo (gracias por el dato). Como ella, yo también espero "volver, volver y volver..." :-)
      Mi texto partió exactamente de la idea que referís: siendo la vida tan rica, vasta y diversa... qué pena, qué difícil resignarse a vivir una sola vida, un solo destino!

      Abrazo grande para vos

      Eliminar
  3. Adhiero con fervor a su deseo, mas con una condición obligatoria: la memoria de todas nuestras vidas anteriores. Recordar es parte del encanto, si no la mejor parte.

    Saludos a su forma presente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, están los sueños, los deja vu, las serendipias... quizás se traten de eso, ¿no?...

      Lo saludo, Rob :-)

      Eliminar
  4. Sus hermosas pretensiones son posibles en el Evo (por las dudas reforzaré el hilo rojo).
    Bello poema, beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el Evo?... (disculpe, no entendí)

      Gracias y besos, conde.

      Eliminar

  5. Estimada Betina: quería apostar una addenda a mi misérrima parerga en el su ya glorioso blog, pero allende que contestó a Betina, la brillante señora Schwab, de modo cómico tambien, muy graciosa, acaso creyendo que era lo mío una "bajada de línea", (y debo aprender a usar esa metáfora diarera) y aún mediousar esa palabra "giglica", ya que mi léxico es más bien abrégé y resumido, ¡dicho!. Bien, he leído a la señora Schwab..(¡mire si fuera "Schwob"...!), y antes de esto, y, aunque no lo crea, yo estaba a punto de anotar su complejo apellido monosílabo neerlandesiano en mi próximo post, ya lo verá ella, si no lo objeta (¡y qué bella señora...!), pero hablando de jacarandaes, ¡qué jacarandosa la señora Schawb es...!, mas debo confesarle, (ya no sé a quien le hablo), cosa que Betina sabe ya, que, exprimido en una matinada de Domingo comencé a escindir propios sentimientos míos y abluídos de orgullo a lavandinazos de admiración por lo sensible y bello, es como si las palabras se me automanejasen por caminos derrelictos y acroamáticos, y quod scripsi scripsi.

    Júrole que las palabras que no uso es porque no las conozco, si bien evito las que supongo ignora mi Betina, que es un caudaloso woordskat (seguro que esa palabra la conoce Ud. Sra. Schwab), y las que no, que no las ignore, por eso agrego emparentesizada su traducción, como las graciosas palabras griegas.
    Lejos está la notable Betina en aquilatar mis monsergas como cejijuntas reválidas, más bien dijese las toma con esa espiritual donosura cervantina suya que la muestran tan apta para la chirigota y el snip-snap y sabe cuánto vale el peso en plata, como decía Don Faustino, y veo-siento la misma cualidad euecoica en usted, Sra. Schwab, y si yo sintiera que hay una mínima burla en mis señeras palabras de loro replicador no me atrevería a escribirle a Betina ni a usted. Otra cosa es si yo loco estoy o si agrada mi vacuo estilo destilado en vayasé a saber en que perdidas alquitaras del gay saber...

    Ademas, sra Schwab, ¡a buen parate vino por seguidillas...!
    Betina, mire si este lenguaje es comprensible, nada tengo en contra de Cortázar, pero...

    "Tenía que envulsionarse de cara al nóvalo, sintiendo cómo poco a poco las arnillas se espejunaban, se iban apeltronando, reduplimiendo, hasta quedar tendido como el trimalciato de ergomanina al que se le han dejado caer unas fílulas de cariaconcia. Y sin embargo era apenas el principio, porque en un momento dado ella se tordulaba los hurgalios, consintiendo en que él aproximara suavemente su orfelunios. Apenas se entreplumaban, algo como un ulucordio..."

    Ya sabe, (esto va para miss Schwab), que por mera casualidad, yo hablase antaño de manera gongoriana con mi "Girlsprach", que diputo y reputo superior al dialectal de Don Julio, aunque acaso no menos amaurótico pero sí más serio.
    Y lea estas translúcidas frases:

    "Demuncheachtet die buts och prairies seulmán leur kochanek-ort werenot, ook, naitly deine leur wagenrearseatlits und qui ever plegats...!" ¿No es esto una lindura transparente, sin necesidad de champolionescas desconversiones..?

    Y no soy una eminencia anónima, soy sólo el desconocido de siempre.

    Betina: perdone esta prolusión a mi suyo elogio: su poema es confesional y correcto, y tan bonito en su física forma de cohete cadente...¿lo vió?..., y yo no soy ni puedo serlo, su recto maestro siendo que ya soy su torcido alumno,...y...,¡que minuciosidad para describrir el mundo al que aspira...!, ahora, cuando escribió "un anciano de Sada", ¿no quiso escribir "la reina de Saba"...?

    Besos a las dos bellas y cultas señoras.

    Ps.: Betina, no es necesario que me conteste, su estar ya es una cálida respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... tomarse una suculenta sopa de pollo y verduras, ver una buena película, beberse una copita de malbec, leer a los rusos que tanto quiere, contemplar señoritas hermosas...

      Eliminar
  6. Mire ud, tanto desear desear bien, se le ha cumplido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. usté dice que volveré y seré millones?...

      Eliminar
  7. ¿Reencarnar o renacer? Suena parecido, nada más.

    Buen poema, eso ni se discute.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo segundo suele tomarse como una metáfora...¡yo quiero reencarnar de verdad! :-)

      Gracias, José, saludos

      Eliminar
  8. Quisiera ser tantas cosas, pero también quisiera no ser algunas aberrantes... dios nos libre... Un apapacho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...más bien, Dios nos libre... Por eso me ocupé de hacer una selección rigurosa (aunque me quedó un montón afuera)

      Ja, qué lindo, otro apapacho.

      Eliminar