Imagen: "Barco sonámbulo", Pavel Bergr

3 de agosto de 2012

Incondicional


                                                                                             Stand by me
                                                                                          
Hace unos días vi por primera vez esta gran película de los '80.

La frase final sintetiza lo que cuenta, de manera contundente :
Nunca volví a tener amigos como los que tuve a los doce años.  Jesús, ¿alguien sí...?




"Cuando llegue la noche
y la tierra esté oscura
y la luna sea la única luz que veamos 
yo no tendré miedo
yo no tendré miedo
mientras estés conmigo"...


10 comentarios:

  1. Anónimo4/8/12 1:20

    y ya casi 20 años sin River. Qué película tan linda, "Stand by Me". Inolvidable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí... tan bello y talentoso, River, una pena.
      Y esta película es una joyita.
      Gracias por pasar

      Eliminar
  2. Buen dìa Betina.

    Yo siempre doy gracias que tengo la suerte que me encontrè a lo largo de la vida , gente incondicional, estàn en las buenas y en las malas, muchos oficiaron de padre y madre en momentos muy crìticos, sin entrar en detalles que no importan, pero se la jugaron donde muchos se hubiera rajado, esa gente son mis amigos, los del alma, los que no dudan, ofrecen sin que uno pida nada y no necesitamos de un pegoteo constante para estar cerca, cada uno de nosotros tiene una vida y nos respetamos mutuamente.

    Creo que de grande se comprende el verdadero valor de la amistad, recièn cuando es adulto. Es dificil, pero no imposible conservar los amigos de la infancia, vamos mutando a lo largo de nuestra existencia y la vida nos separa por muchas razones, eso no quiere decir que haya tenido que suceder algo para alejarnos, es el tiempo que nos lleva a cada uno por distintos caminos muchas veces, y si se conservan son uno de los premios de esta vida.

    Un beso Betina y que tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte la vida nos da siempre la posibilidad de tener buenos amigos. Tal vez, la incondicionalidad de la infancia tiene que ver con que el mundo de un niño es mucho más acotado (en algún sentido) que el de un adulto, no tiene obligaciones o compromisos muy serios que asumir y por eso, en ese micromundo, los amigos ocupan un lugar de privilegio. Además,las experiencias vividas en común incluyen una serie de lealtades y complicidades propias de esa edad, de estar creciendo y "desafiando" juntos al mundo, sobre todo cuando este se muestra hostil, y eso crea vínculos muy especiales.
      Cuando nos hacemos adultos no siempre es posible la "incondicionalidad", no por falta de amor sino por otras cuestiones que a veces lo impiden.
      De cualquier manera, los amigos son un tesoro siempre, sí señor.

      Beso grande!

      Eliminar
  3. No ví esa película. En cuanto a los amigos de esa etapa de la vida, creo que corren con ventaja, nos toman a una edad más permeable para las idealizaciones y en la que quizás seamos más desinteresados y abiertos para la amistad.

    Salut, Betina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, coincido. Es mucho más fácil "hacerse amigo" de alguien cuando se es chico (a veces, basta con ser compañeros de banco en la escuela).Pero también siento que los amigos que uno elige en la adultez, justamente, cuando ya no se quiere tan "indiscriminadamente", son muy valiosos.

      Salut, Rob. (y no se pierda esta película)

      Eliminar
  4. ¡Y Ud no se pierda "American grafitti".....!
    ¡Yo tengo 9 años y Ud y yo somos amigos para siempre...!
    ¿o no....?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no la vi, anoto.

      Claro que sí! A los 9 años, los amigos siempre son para siempre.

      Un beso, Coquien

      Eliminar
  5. Gran película, la llevo muy adentro. En cuanto a las amistades de la infancia, si bien tuve algunas lindas ninguna me marcó a fuego. Siempre fui un pibe bastante solitario, no muy afecto a las barras. Mis mejores amigos los hice después.
    De todas maneras, añoro ciertos momentos de la infancia, como los partidos de futbol o esa sensación de juego permanente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Si, claro!!! la ví hace añares junto a mi hermana, nunca podremos olvidarla, fue un emblema de nuestra época. Y quedarnos sin River P. fue tristísimo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar